Jornadas Más Madera. Ejemplos prácticos de Rehabilitación en Madera.

Jornadas Más Madera. Ejemplos prácticos de Rehabilitación en Madera.

Los días 20 y 21 de Marzo asistimos a la celebración en Santiago de Compostela de las Jornadas Más Madera. Ejemplos prácticos de Rehabilitación en Madera. Las Jornadas celebradas en el monasterio de San Domingos de Bonaval bajo nuestro punto de vista supusieron una decepción y una ocasión perdida.

El tema: ejemplos prácticos de rehabilitación en madera no nos podía interesar más, es uno de los materiales con los que más trabajamos en el estudio,  presente en casi cualquier rehabilitación, muchas veces con un cometido tan fundamental como el de ser parte básica la estructura, y con unas problemáticas propias y particulares  muy diferentes a las de cualquier otro material, especialmente cuando se reutiliza.

El escuchar a profesionales tan importantes y con tanta experiencia como César Portela, y cómo resuelven o se enfrentan a las cuestiones propias de la rehabilitación en madera se nos antojaba como una ocasión única e ineludible.

La presencia de los técnicos de CIS – Madera, en concreto a Manuel Touza, al que ya tuvimos la suerte de escuchar en otras ocasiones y que cada vez que habla es una fuente inagotable de conocimientos acerca de todos los aspectos constructivos de la madera, añadía interés a la cita.

Desgraciadamente, excepto el ya nombrado Manuel Touza, y la también técnica de CIS Madera Azahara Soilán, el resto de conferenciantes no aportaron casi nada de interés.

En primer lugar porque los arquitectos invitados en su mayor parte no fueron convocados por obras de rehabilitación, si no que hablaron de edificios de nueva planta: César Portela del Museo de Historia Natural Luis Iglesias (aunque también habló de sus puentes de Japón y Allariz, de una zona verde en Cádiz y de una cafetería en Lugo, ninguna de ellas rehabilitaciones), J.R. Garitaonaidía del CEGADI (Centro Galego de Desenvolvemento Integral) y Angel Cid de la Estación Marítima de Vilanova de Arousa. Sólo A. Panero hablando de la rehabilitación de la Casa del Cabildo y J. Besiga, del estudio Juan Pinto, que explicó varias rehabilitaciones en Santiago, se ajustaban al título de las Jornadas. No es que no lo consideremos interesante, pero estaría bien entonces que las Jornadas no se llamaran así.

Además de esto hubo varias charlas comerciales maquilladas en el programa, en las que sendas empresas presentaron sus productos, una de carpintería exterior de madera y otra de tarimas exteriores, que bueno, podían justificarse de alguna manera dentro de las jornadas, pero otra de cocinas totalmente ajena al tema y que causaba bastante estupor. Entiendo que estas empresas pusieron dinero para la celebración de las conferencias pero no se hasta que punto esto merma el prestigio de las mismas.

Los arquitectos que mostraron sus trabajos no hablaron de los aspectos ténicos, compositivos, normativos o constructivos de la madera en sus obras. Básicamente hablaron de los proyectos en sí, de cómo habían llegado a unas volumetrías, distribuciones o propuestas concretas, pero de manera muy tangente (y estoy siendo muy benevolente) al tema que nos ocupaba: la madera. Sólo C. Portela hizo una introducción interesante y poética acerca del uso de la madera en las construcciones primitivas, en los palafitos, y sobre todo en Japón, y de cómo el mantenimiento de los edificios hechos con madera allí deviene una suerte de sistema para el mantenimiento de las tradiciones, con la pervivencia no ya de los edificios en sí, si no también de los oficios que los hicieron posible. Contaba al hilo de esto M. Touza que la empresa más antigua del mundo es una estirpe de carpinteros japoneses que mantienen los templos. Los MIYADAIKUS. 1425 años. 44 generaciones.

En otro artículo haremos un resumen de la conferencia de Manuel Touza, al que agradecemos su particular empeño por ser siempre tan didáctico, preciso, fiable y apasionante en todas sus intervenciones. Es una fuente inagotable de datos infinitamente útiles para los que trabajamos en nuestras obras con la madera.

Como conclusión aplaudimos la labor del Clúster da Madeira de Galicia, que siempre hace un esfuerzo por la divulgación de los aspectos relacionados con la construcción y la madera, la celebración de estas jornadas gratuítas, pero criticamos que ese esfuerzo tan bien organizado no se reflejara en la elección de los conferenciantes y el enfoque de sus charlas.

jornadas mas madera rehabilitacion santiago curso portela