Pontevedra y movilidad: el espacio público al servicio de los ciudadanos

Pontevedra y movilidad: el espacio público al servicio de los ciudadanos

Con el objetivo claro de reconquistar la ciudad y el espacio público para sus ciudadanos, Pontevedra  está recibiendo el reconocimiento de muchas instituciones y lo que es más importante, de sus habitantes.

En La Urbana llevamos un tiempo mirando con interés las noticias que nuestra ciudad vecina Pontevedra genera en los medios relacionadas con la movilidad.

Un ciudad pequeña, de algo más de 80.000 habitantes que gracias al empeño de sus gobernantes se está convirtiendo en un ejemplo de cómo gestionar y elaborar mecanismos para que los espacios público, las calles, las plazas, sean reconquistados por los peatones, por los ciudadanos.

No queremos  hacer una simplificación burda de coches-malos, peatones felices, si no que queremos constatar como ciertas medidas de control del tráfico (“calmar” el tráfico) y promoción de los recorridos peatonales o de bicicletas tiene como resultado no sólo las obvias mejoras en la contaminación del aire, la reducción del número de accidentes y de su gravedad o en la salud de los usuarios, si no que aumenta la proliferación de comercios, de terrazas, de equipamientos para la cultura, de niños jugando en la calle, de gente ocupando las plazas, las aceras, como lugares de encuentro y de esparcimiento, y por tanto de calles cuidadas y limpias. En definitiva, de ciudadanos que ejercen como tal, como usuarios de la ciudad.

Plano de los recorridos peatonales y en bici de Pontevedra

Plano de losrecorridos y puntos de alquiler de bici de Pontevedra

 

En Pontevedra se ha primado el comercio en el casco urbano en vez de los centros comerciales en las afueras, ha sido la primera ciudad en España en limitar la velocidad de vehículos en toda su superficie a 30 km/h, lo que hace que la conviviencia en las calles de bicicletas, los peatones y los coches sea mejor, más segura, se han multiplicado los pasos de cebra elevados, que limitan la velocidad de los automóviles, mejoran la accesibilidad de los usuarios de sillas de ruedas y priman, manteniendo en la misma cota, los recorridos peatonales, una red de aparcamientos disuasorios en la periferia ayuda a que la gente que vive fuera decida desplazarse por el centro sin su vehículo,  un servicio de alquiler de bicis, el Pillabici, facilita que los desplazamientos sean en este medio y sobre todo es pionera por la utilización de dos recursos, el Metrominuto y el Camiño Escolar, que nos han interesado especialmente por su originalidad.

Metrominuto

– El Metrominuto es un ingenioso plano lineal – con un diseño gráfico del estilo de los utilizados en la línea de metro o autobús- que detalla las distancias a pie entre puntos de la ciudad.

En él se recogen los 21 puntos más representativos del centro de la ciudad, la distancia que hay entre ellos y el tiempo aproximado que se tarda en recorrerlos, tomando como velocidad una media de 5 kilómetros por hora.  El epicentro de este plano se sitúa en uno de los puntos neurálgicos de la ciudad, la Praza da Peregrina y, desde ahí, se calcula la distancia y el tiempo que se tarda en llegar a lugares como el Concello, el Hospital, el campus universitario o el edificio administrativo de la Xunta.

La idea le valió a la capital provincial el premio europeo Intermodes, que reconoció el modelo urbano de movilidad de Pontevedra. En una entrevista concedida a La Voz de Galicia, la presidenta de Intermodes, Nathalie Leclerc dice:

Decidimos dar el premio a Pontevedra porque la idea de hacer un mapa peatonal es única en Europa y es la primera vez en que una Administración se implica de esta manera con la movilidad peatonal. Parece una idea sencilla, pero no lo es ni mucho menos, porque desde un punto de vista urbanístico supone un gran esfuerzo y tener un rumbo bien definido. El resultado, el alto nivel de seguridad en los desplazamientos y la accesibilidad 100 %, demuestran que Pontevedra está muy avanzada con respecto a otras comunidades en Europa. Recuerde que la UE insta a las ciudades a tener accesibilidad plena en el 2015, y Pontevedra ya lo cumple.

El Metrominuto es una idea fantástica y original, y sobre todo, exportable. Se centra en él el premio, pero es un reconocimiento al conjunto de políticas de movilidad del Ayuntamiento de Pontevedra. En cuanto al Metrominuto, es muy sencillo para explicar a la gente que el primer medio de transporte en Pontevedra son sus pies. Tenga en cuenta que el 83 % de los europeos prefieren desplazarse en coche en las ciudades, y que el 50 % de los desplazamientos en coche son menores de 5 kilómetros. Pontevedra ha logrado que el 70 % de los desplazamientos en la ciudad sean a pie. Y eso merece un premio. Es importante decirle a la gente que deje el coche, que utilice sus pies, y Pontevedra lo ha hecho.

florencia, metrominuto, plano, recorrido peatonal, firenze

Metrominuto de Florencia

Metrominuto ya ha sido copiado en ciudades como Jerez, Florencia, Londres, y Villagarcía, y le ha valido a Pontevedra reconocimientos internacionales, como su reciente participación en el congreso Walk 21 celebrado en Munich, uno de los eventos más importantes sobre movilidad urbana.

 

camino 2

– El Camiño Escolar es en realidad, una iniciativa con origen en los paises nórdicos en los noventa que se viene desarrollando en varias ciudades españolas (San Sebastian, Terrassa, Madrid, etc)  y que promueve itinerarios seguros para que los niños puedan ir solos a la escuela.

Es un proyecto de educación viaria integral con un eje conductor: los niños y niñas de educación primaria acuden al colegio caminando sin la compañía de adultos. Sus objetivos son fomentar la autonomía de los niños, prevenir el sedentarismo y con ello la obesidad infantil y suelen insertarse en programas más amplios y políticas globales de recuperación del espacio público.

En el Ministerio de Fomento han editado una estupenda guia dirigida a dinamizar y a facilitar el desarrollo de experiencias de movilidad infantil y juvenil en las ciudades que es altamente recomendable. Además hemos encontrado un blog dedicado en exclusiva a este tema.

 

Provide Safe Passage on Way to School" en Chicago, camino escolar,

Fotogarfia del New York Times explicando la Campaña para “Provide Safe Passage on Way to School” en Chicago

En Pontevedra en concreto, descamos la apuesta decidida por el proyecto dentro de su ambicioso plan de movilidad, implicando a comercios situados en los itinerarios del Camino Escolar que cuentan con un distintivo colocado en su puerta,  para que si algún niño tiene algún problema pueda dirigirse a él para que le presten ayuda.

Como explica el Concello en su web:

El Camino Escolar es un proyecto integral porque para su funcionamiento es necesaria la implicación de muchos sectores (niños y niñas, profesorado, padres y madres, asociaciones de vecinos, comerciantes, servicios municipales, voluntariado) y porque para la ciudad es una extraordinaria herramienta educativa para la transmisión de conceptos y valores: cumplimiento de las normas, respeto por el medio, atención a los demás, autorresponsabilidad, mejora de la condición física,..)

Los niños que recorren solos la ciudad cotidianeamente aprenderán a cuidar y a apreciar las calles por las que pasan, serán más autosuficientes, más saludables, incluso hay estudios que relacionan el rendimiento escolar con el medio de transporte empleado para llegar a la escuela: los niños que van caminando tienen más facilidad para concentrarse en clase que los que van en coche, por lo tanto tienen un mayor rendimiento escolar. Lo cual es lógico porque un paseo a primera hora a cualquiera le despeja, le ordena las ideas y le activa los músculos y las neuronas.

Distintivo para los comercios colaboradores en el Camiño Escolar de Pontevedra

Distintivo para los comercios colaboradores en el Camiño Escolar de Pontevedra

 

Estas iniciativas enmarcadas dentro de una política global de movilidad que prima al peatón y a los vehículos no motorizados están haciendo de Pontevedra una ciudad vivible, disfrutable, cómoda, y saludable que aunque seguro que tiene otras carencias, se está convirtiendo en un ejemplo de recuperación del espacio público para los ciudadanos.

Las calles, las plazas, nos pertenecen. Son tan importantes en el discurrir cotidiano como el salón de nuestra casa. Y debemos revindicar su uso y difrute, por eso nos alegra (y nos da un poco de envidia también, la verdad) cuando constatamos que en algunos sitios muy cercanos lo están haciendo y con tan buen resultado.